lunes, 12 de junio de 2017

Chuletas de conejo a la plancha.

Hoy un plato de carne de conejo muy baja en grasa, para comer rico y cuidarnos.





Necesitamos:
Conejo. Pedir al carnicero que separe las patas, traseras y delanteras, que usaremos para otro plato (yo hice “conejo con salsa de cebolla y cúrcuma”) y con el lomo os haga las chuletitas. Las que veis en la foto son de un conejo así podréis calcular las que necesitáis según el número de  comensales.

No puede ser más sencillo de hacer: la noche anterior preparáis el adobo con ajo picado menudito,  aceite de oliva, romero y pimienta negra. Untáis bien las chuletitas y las dejáis en la nevera hasta el día siguiente.

Calentamos bien la plancha y la untamos con un poco de aceite del adobo; limpiamos bien la carne quitándole el ajo y el romero y las hacemos 2 minutos por cada lado.

Aparte freímos el ajo y se lo ponemos por encima a la hora de servir.


                                        ¡Y listo!

Ahora quiero explicaros una cosa: si os fijáis en las fotos veréis que las chuletas están muy poco hechas. Yo quería hacer bonitas fotos pero también quería comerlas calentitas así que… las hice solo por un lado, emplaté, hice las fotos y…las volví a poner en la plancha para terminar de hacerlas. No se lo contéis a nadie, que quede entre nosotros, ja, ja.

viernes, 9 de junio de 2017

Bocadillo de cecina, queso de cabra y rúcula.




Los bocadillos son una buena alternativa para las cenas de los viernes o sábados, cuando queremos tomar algo rico sin estar mucho en la cocina; además las combinaciones son infinitas con lo que cada uno puede encontrar la que prefieran. 


Necesitamos para cada bocadillo:

Pan bregao, del tamaño que queráis.
Unas lonchas de cecina.
Queso de rulo de cabra.
Ensalada verde, yo usé rúcula, pero la lechuga también va bien.
Aceite de oliva virgen extra y sal.

Buenos no tengo mucho que explicaros.
Aliñamos la ensalada y colocamos todos los ingrediente.


                                                      


                                                                     ¡Y listo!