domingo, 27 de octubre de 2013

Sopa de reciclaje







Esta es una sopa de reciclaje. ¿Qué hay en la nevera? Pues eso, a ir vaciando el congelador.
Un poco de pescado congelado, unas cabezas de merluza, los gambones que sobraron de otro día… y con eso y poco más una sopa para la cena.

Usamos:
Pescado y cabezas de merluza congeladas.
8 Gambones.
2 Huevos.
Pan (de ayer).
Cebolla, puerro, zanahoria.
Azafrán.

Hacemos un caldo con el puerro, la zanahoria y el pescado.
Colamos y reservamos.
Dejamos enfriar y desmenuzamos el pescado, quitándole las espinas.

En la pota, donde vamos a hacer la sopa ponemos aceite y cocinamos ligeramente los gambones. Los sacamos, dejamos enfriar, pelamos y reservamos.

Sofreímos, en la misma pota, cebolla partida muy pequeñita; cuando está blanda ponemos el pan, partido fino, en “sopas” y sofreímos, para que se impregne bien del aceite y los sabores que ya tenemos.

Añadimos el caldo, poco a poco para no poner más de lo que necesitemos (según nos guste la sopa más o menos caldosa).

Cocemos despacio unos minutos, añadimos los huevos batidos, el azafrán un poco tostado y los gambones.

Probar de sal  y rectificar si es necesario.

Dejar reposar y…a cenar. 



sábado, 26 de octubre de 2013

Zanahorias aliñadas.






Una ensalada sabrosa, llena de matices: el dulce de la zanahoria, el ácido del limón, el comino, la pimienta…



6 zanahorias.
2 dientes de ajo.
1/2 cucharilla de:
Pimentón dulce.
Comino molido.
Pimienta molida.

Zumo de medio limón.
Perejil.
Sal, vinagre y AOVE.

Pelamos las zanahorias y las ponemos a hervir enteras en agua con sal.
Cuando estén cocidas, no demasiado blandas, las cortamos en rodajas.

En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos  los dientes de ajo picados.  

Añadimos ½ cucharilla de pimentón, y cuando se fría, las zanahorias, el comino molido y la pimienta negra. Salteamos unos minutos.

Finalmente añadimos el zumo de medio limón y el vinagre, le damos unas vueltas y espolvoreamos con un poco de perejil.


Berberechos



¡Por el hierro! Que fantástica excusa.
Los berberechos son ricos en hierro y como eso es, precisamente, uno de mis problemas pues… ¡ a comer berberechos!

Al vapor, con un poco de limón.