domingo, 27 de octubre de 2013

Sopa de reciclaje







Esta es una sopa de reciclaje. ¿Qué hay en la nevera? Pues eso, a ir vaciando el congelador.
Un poco de pescado congelado, unas cabezas de merluza, los gambones que sobraron de otro día… y con eso y poco más una sopa para la cena.

Usamos:
Pescado y cabezas de merluza congeladas.
8 Gambones.
2 Huevos.
Pan (de ayer).
Cebolla, puerro, zanahoria.
Azafrán.

Hacemos un caldo con el puerro, la zanahoria y el pescado.
Colamos y reservamos.
Dejamos enfriar y desmenuzamos el pescado, quitándole las espinas.

En la pota, donde vamos a hacer la sopa ponemos aceite y cocinamos ligeramente los gambones. Los sacamos, dejamos enfriar, pelamos y reservamos.

Sofreímos, en la misma pota, cebolla partida muy pequeñita; cuando está blanda ponemos el pan, partido fino, en “sopas” y sofreímos, para que se impregne bien del aceite y los sabores que ya tenemos.

Añadimos el caldo, poco a poco para no poner más de lo que necesitemos (según nos guste la sopa más o menos caldosa).

Cocemos despacio unos minutos, añadimos los huevos batidos, el azafrán un poco tostado y los gambones.

Probar de sal  y rectificar si es necesario.

Dejar reposar y…a cenar. 



sábado, 26 de octubre de 2013

Zanahorias aliñadas.






Esta receta la vi en “Entre alacenas y fogones”, me gustó e hice mi versión.

6 zanahorias
vinagre
2 dientes de ajo
comino molido
pimienta molida
zumo de medio limón
perejil.

Pelamos las zanahorias y las ponemos a hervir en agua con sal.

Cuando estén cocidas, no demasiado blandas, las cortamos en rodajas.

En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos  los dientes de ajo picados. 
 

Añadimos el pimentón, y cuando se fría, las zanahorias, el comino molido y la pimienta negra. Salteamos unos minutos.

Finalmente añadimos el zumo de medio limón y el vinagre, le damos unas vueltas y espolvoreamos con un poco de perejil.


Berberechos



¡Por el hierro! Que fantástica excusa.
Los berberechos son ricos en hierro y como eso es, precisamente, uno de mis problemas pues… ¡ a comer berberechos!

Al vapor, con un poco de limón.



domingo, 13 de octubre de 2013

Sopa de cordero




Llega el frío; nada raro, por otra parte, estamos a mediados de octubre; así que vamos a empezar con las sopas y los calditos.
Esta sopa va con dedicatoria: en recuerdo de Fortunato, que repetía, con mucha frecuencia esto:
«Siete virtudes tiene la sopa:
Quita el hambre, sed da poca, ayuda a dormir, no cuesta digerir, es barata, nunca enfada y pone la cara colorada».
(Quizá Mafalda no esté de acuerdo)
Esta sopa es de Carlos Arguiñano, es muy sabrosa, barata, como casi todas las sopas y te deja el estómago preparado para lo que venga.

Hacemos un caldo con: cebolla, zanahoria, puerro…, pescuezo de cordero y una punta de jamón.
Yo primero rehogo todas las hortalizas en un poco de aceite, añado el pescuezo y el jamón, agua en abundancia, y a cocer despacio, con tiempo y paciencia. Acordarse de espumar, sobre todo al principio de la cocción.

Mientras, podemos ir haciendo un fondo de verduras con cebolla, ajo, pimiento, zanahoria, champiñones, puerro… lo que nos guste y/o lo que encontremos en la nevera.

Arguiñano añadió  al sofrito un poco de harina. Después puso pimentón dulce o picante o mejor una mezcla. Yo no lo hice porque... me olvidé y cuando me di cuenta ya había añadido un poco de caldo. En fin, para otra vez.

Colar el caldo y juntar con el sofrito de verduras.
 
Desmenuzar la carne del pescuezo e incorporar. También, si queremos que sea más completa (una cena de plato único, o para los niños, por ejemplo), ponemos huevos cocidos picaditos o un "puñadín" de arroz o...
Servir.






sábado, 12 de octubre de 2013

Creps rellenos de champiñones.








Necesitamos:
Champiñones, 1 rama de perejil,  ajos,   1 cucharada de aceite, sal,  3 huevo,  leche  y harina. 

Empezamos por limpiar los champiñones, quitarles la tierra y lavar con agua sólo si es imprescindible.

Los troceamos y mezclamos con ajo y perejil picado; añadimos un poco de aceite y dejamos un ratito para que cojan bien el sabor.

Mientras, preparamos la masa para los frisuelos; usé tres huevos, pequeños porque nuestras gallinas nos los “regalan” así; no sé decir cuanta harina y leche, lo hago “a bulto” sin medir, pero puedo decir que salieron 6 frisuelos. Puse un poquito de sal a la masa.

Hacemos los champiñones a fuego fuerte al principio y un poco más bajo después hasta que pierdan todo el líquido y estén cocinados.

Vamos haciendo los frisuelos, de la forma tradicional.

Cuando los tengamos los rellenamos, enroscamos y ¡a cenar!