jueves, 29 de diciembre de 2016

Rollitos de jamón, queso y nueces.




Necesitamos:
Una plancha de hojaldre congelado.
Unas lonchas de queso.
Unas lonchas de jamón de York.
Nueces molidas, sin hacerlas harina solo trocitos.
Un huevo.



Empezamos sacando del frigorífico la lámina de hojaldre para que se descongele. 
Esparcimos las nueces sobre  hojaldre y pasamos por encima el rodillo suavemente para que se adhieran.
Cubrimos con una capa de jamón y encima otra de queso. 
Lo enrollamos a lo ancho o a lo largo dependiendo si preferís mayor tamaño o mayor cantidad.

Vamos precalentando el horno a 200ºC.
Lo reservamos unos minutos en frigorífico hasta que esté frío y podamos cortarlo bien. Hacemos rodajas de un centímetro más o menos y las pintamos con un pincel de huevo batido.

Horneamos hasta que estén doradas, entre 20 a 25 minutos, pero pasados los 15 primeros vigilad, no les quitéis el ojo de encima.


lunes, 26 de diciembre de 2016

Ensalada con sardinas.





¿Qué os parece si nos tomamos entre fiesta y fiesta, entre celebración y celebración una cena ligera?

Una cena rápida, completa, sana, rica… si tienes un huevo ya cocido no tardas ni cinco minutos en tenerla lista.

Necesitamos para una persona:

Ensalada verde, yo usé canónigos pero la que os guste.

Una manzana reineta, pelada y en trozos.

Un huevo cocido, en trozos o rallado.

1/2 lata de sardinas en aceite de oliva.

Un puñado de uvas pasas.

Una zanahoria rallada.

AOVE, vinagre y sal.



¡Mezclar y disfrutar!

domingo, 18 de diciembre de 2016

Lacón con cachelos.




Necesitamos:
Lacón cocido, patatas, pimentón, sal y aceite de oliva virgen extra.

El lacón es la pata delantera del cerdo salada y curada. Para poder cocinarlo tendremos que desalarlo (48 horas antes de querer consumirlo lo cubrimos con agua fría que iremos cambiando cada 8 ó 10 horas) y después cocerlo (tardará aproximadamente una hora por cada kilo de lacón).

Como veis el proceso es fácil pero largo y solo merecerá la pena si preparáis un lacón entero para muchas personas. Yo en esta ocasión he hecho una receta con truco: compré el lacón ya preparado así que en poco menos de media hora el plato estaba listo.

Los cachelos son “. Patata cocida, típica de la cocina gallega, que se sirve generalmente en trozos acompañando al pescado o a la carne”.


Pelamos las patatas y las ponemos a cocer en agua fría con sal; comprobamos con una puntilla cuando están cocidas pero sin que se deshagan.

Sacamos los cachelos del agua hirviendo con una espumadera, pero no tiramos el agua; ponemos encima de la pota un plato con el lacón troceado y ese calor que desprende el agua será suficiente para calentar el lacón.

Ponemos en la fuente los cachelos encima el lacón, espolvoreamos el pimentón, con un colador, unas piedras de sal gorda y aceite de oliva.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Croquetas de brócoli.



                                              Un aperitivo o una guarnición.
Necesitamos:
Brócoli, un ramo.
Una patata.
Harina de almendra.
Sal y aceite OVE.


Es muy sencillo de hacer pero hay que prepararlo con antelación, necesita reposo para que la almendra espese la mezcla y “coja cuerpo”.

Pelamos y cocemos la patata en agua con sal; escurrimos y machacamos con un tenedor.

Cocemos el brócoli; escurrimos y machacamos con un tenedor.

Mezclamos las dos preparaciones y añadimos la harina de almendra; revolvemos, probamos de sal y dejamos reposar en la nevera hasta que esté bien fría o mejor de un día para otro.

Cogemos pequeñas porciones de masa y las freímos para que se doren y se calienten.

Puede acompañar a un plato más ligero porque estas croquetas al llevar almendra y patata llenan bastante.




miércoles, 14 de diciembre de 2016

Champiñones rellenos.




Supongo que más o menos todos y todas andamos buscando recetas para las fiestas. Os sugiero un aperitivo que tiene, para mí, la gran ventaja de que puede estar hecho incluso del día antes y con unos minutos de horno lo tenemos listo.


Necesitamos:
Champiñones. Podéis elegir los que tienen sombreros súper grandes aunque a mí para aperitivo me gustan los de tamaño normal, que se pueden comer de uno o dos bocados.

Para la bechamel: harina, leche, jamón, aceite de oliva.

Empezamos limpiando bien los champiñones, si es posible sin mojarlos; les quitamos el pie (que podemos usar para otra cosa, caldo, sopa de verduras…)

Los ponemos en una bandeja de horno con un poco de aceite y de sal en el hueco que deja el pie. Los metemos en el horno a 180º durante 15 o 20 minutos, dependiendo del tamaño.

Mientras hacemos una bechamel con jamón picado muy menudo.

Sacamos los champiñones del horno y los rellenamos con la bechamel.

Cuando los tengamos que terminar los cubrimos con un poco de queso rallado y los gratinamos.




Os dejo otro champiñón relleno