domingo, 4 de febrero de 2018

Pizza de queso de Cabrales.


Hoy se juega en Oviedo uno de esos partidos de fútbol de gran rivalidad: Oviedo-Sporting ¡que gane el mejor!

Os dejo una pizza “asturiana” con queso de Cabrales para disfrutar, con una cervecita, del partido.


Necesitamos:
Para la masa de pizza: 160 g de harina, 100g de agua templada, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 6 g de sal y 6 g de levadura fresca.

Además necesitamos: 1/2 bola de queso mozzarella y queso de Cabrales.

Empezamos haciendo la masa.

Lo primero es templar ligeramente el agua y disolver en ella la levadura.

En un bol grande ponemos la harina, añadimos el agua con la levadura, revolvemos y añadimos la sal y la cucharada de aceite. Seguimos revolviendo y mezclamos hasta que se forme una masa homogénea.

Sacamos a la encimera y amasamos durante unos minutos; tiene que ser una masa lo suficientemente seca para que no se pegue a las manos pero sin añadir harina en exceso.

Cuando la masa está suave y elástica la volvemos a poner en el bol haciendo una bola y la dejamos reposar en la nevera durante 24 horas.

La tenemos que sacar unas 4 horas antes de prepararla y dejarla a temperatura ambiente.

Pasado ese tiempo volvemos a amasar suavemente y dejamos reposar unos 10/15 minutos.

Ahora estiramos, a mano o con rodillo, como mejor os arregléis. La dejáis del grosor que más os guste.

¡Vamos al horno!
Empezamos por un pre-horneado: antes de poner los ingredientes de la pizza metemos la masa durante 2 ó 3 minutos a 250º; conseguimos que la masa pierda un poco de humedad y coja consistencia.

Este paso me parece importante porque con frecuencia para dar el tiempo necesario a la masa los ingredientes quedan un poco secos.

Ponemos sobre la masa pre-horneada la mozzarella troceada y bien escurrida y trocitos de queso de Cabrales.

Volvemos a meter la pizza en el horno a 250º durante 7 u 8 minutos, hasta que se derrita el queso y los bordes de la pizza estén bien dorados.


Con estas cantidades queda una pizza de tamaño mediano; como el queso de Cabrales es un  queso fuerte, con mucha personalidad creo que no hay que añadir muchos ingredientes más.
Creo que  la mozzarella hay que dejarla en un escurridor para que pierda el agua antes de usarla.
 


Para hacer esta masa de pizza he seguido, casi al pie de la letra, la receta de esta página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario